Practicarán.

1º) Repaso de los conocimientos generales sobre el funcionamiento del vehículo así como nociones de mecánica y comportamiento del vehículo.

2º) Trazado correcto de curvas, subviraje, sobreviraje y frenada en mojado.

3º) Técnicas de conducción segura, precisa y eficaz.

4º) Reacción ante situaciones de peligro.

A continuación, llega la parte práctica con la realización de distintas pruebas con un slalom, se desarrolla en una recta con conos atraves de los cuales los participantes intentan pasar a la mayor velocidad posible conservando el control del vehículo sin derribar ninguno. La duración depende del número de alumnos.

Frenada en curva sin ABS.

Se efectúa sobre suelo mojado previamente: el conductor entra a elevada velocidad en viraje cerrado y cuando está girando debe frenar súbitamente.

Frenada en curva con ABS

La frenada en curva con ABS evitando un obstáculo reproduce la situación que acontece cuando surge cualquier imprevisto. El conductor se dirige a unos 80 KM hacia el obstáculo, frena a fondo y lleva a cabo un zig-zag para evitar el impacto y seguir luego en la misma dirección.

Por lo general, en casi todos los modelos se suele desactivar el sistema de forma que el participante pueda observar la diferencia con claridad.

Frenada con esquiva

Se trata de simular una situación de miedo. Hay que frenar en seco, y tratar de esquivar un obstáculo escapando por alguno de los lados. Primero se realiza sin ABS, lo que provoca que yendo a unos 60 KM/h se impacte con el obstáculo ( que en este caso no pasa de ser más que unos conos pero en la vida real puede ser un camión). Se practica como frenar en seco, que patine, y como soltar un poco de freno para esquivar el golpe. Después de haber sufrido frenada sin ABS se conecta el ABS para que el alumno compruebe la gran diferencia.

Control de derrapaje

Primero se hace una introducción donde se explica cómo evitar un derrapaje. Frenar hasta alcanzar la velocidad adecuada antes de tomar la curva. Mantener el acelerador mientras circulamos por la curva, no soltarlo repentinamente ni acelerar bruscamente. No pisar embrague. Acelerar suavemente una vez hayamos salido de ella.

Derrape con tren delantero.

Levantar pie del acelerador. Con suavidad del freno motor el peso del vehículo se carga sobre el tren delantero, ganando adherencia y equilibrando de nuevo el vehículo.

Derrape con tren trasero.

Si vemos que la parte trasera “intenta adelantarnos” ante todo no frenar para no provocar trompo es decir giro violento de 180 º. Girar el volante en la dirección de derrapa el coche y pisar el embrague para conseguir que llegue menos fuerza a las ruedas y ganar adherencia.

Frenada en superficies asimétricas.

También se practica con y sin ABS. Se realiza con velocidades bajas para practicar sobreviraje, y como se ha explicado en la parte teórica se practica el subviraje en la misma prueba dado que el coche gira en sobre la superficie que mas adherencia tiene. En el subviraje, causado generalmente por un giro abrupto, las ruedas delanteras comienzan a patinar antes que las traseras, por lo que si se presiona ligeramente el freno, la transferencia de pesos del eje trasero al delantero ayudara a aumentar la fuerza de fricción en este eje para mejorar la situación